Importancia de la educación preescolar en el desarrollo infantil temprano

Los primeros dos años en la vida de un niño representan una etapa clave para lograr su máximo desarrollo físico, socioemocional y cognitivo. Si bien este tiempo es crítico para la formación del cerebro y el desarrollo integral del niño, la edad entre los tres y los cinco años es un periodo primordial en términos de capacidad para adquirir habilidades cognitivas, sociales y lingüísticas cada vez más complejas.1 En esta edad se presenta una transición desde el juego paralelo hacia un juego más cooperativo, por lo que las interacciones con otros niños y con adultos suelen ser más usuales y duraderas2. A su vez, es un tiempo de preparación hacia la escuela.

Este nivel permite un tránsito del ambiente familiar a un ambiente social con mayores exigencias que el primero.
Tomando en cuenta la educación de nuestro país se conformada en niveles básico, medio y superior, el preescolar es la base que sostiene los aprendizajes, donde se comienzan a moldear las experiencias vividas en el contexto familiar encaminándolas a una enseñanza formal.

No se trata de pensar en que este nivel o en los sucesivos se deba “enseñar” sino más bien la idea correcta es trabajar con lo que cada niño ya posee, con sus experiencias y conocimientos previos.
La importancia de la educación preescolar se centra en brindar oportunidades de convivencia, aprendizaje, así como la formación de individuos autónomos, responsables, críticos. Ofreciendo lo mismo para todos de acuerdo a las necesidades propias, atendiendo de esta manera la diversidad y cumpliendo con el principio de equidad.
Si por el contrario no buscara responder a las necesidades de los niños,  seria simplemente considerada un lugar de juegos y cuidados sin ningún propósito formativo. Esta concepción de la educación preescolar está siendo remplazada por la idea de ser un espacio del primer encuentro con el mundo y la enseñanza.
Con las entrevistas realizadas a los padres de familia me he dado cuenta de que la mayoría lo ven no solo como el lugar donde cuidarán y mantendrán ocupado a su hijo, sino que le ayudarán principalmente a socializar con sus iguales, formando valores que le demanda la sociedad, además de adquirir aptitudes y actitudes que le dan las herramientas para lograrlo.
La educación preescolar tiene a su cargo la responsabilidad de formar las bases para una enseñanza integral. En el  Jardín de Niños tratamos al alumno fuera de su contexto familiar, le ofrecemos una visión más amplia de lo que es la sociedad, aprende de la diversidad que observa en su aula con cada uno de sus compañeros, intercambiando ideas y descubriendo cosas sorprendentes
Las oportunidades educativas que se le brindan son las herramientas para construir su conocimiento. El niño vive en esta etapa experiencias decisivas, pone los cimientos para toda la construcción posterior… la escuela podrá edificar sobre esos cimientos (tonucci 2001) formalizando las experiencias vividas, encaminando las actividades hacia un propósito educativo.
Por ejemplo el niño no está ajeno a las nociones de número, forma y medida, durante su vida cotidiana escucha, observa y experimenta con ellas en sus juegos, diálogos de su familia y comunidad o bien en los medios de comunicación.
Cuando el niño asiste a un preescolar se le desarrollan un sin número de aprendizajes, desarrollo de habilidades, pero sobretodo autonomía en el menor. Ya que el jardín crea un sistema de estrategias que tienen como objetivo promover el aprendizaje en los alumnos. Tomando como herramienta principal el juego, que es un gran apoyo en la práctica educativa
La comunicación inmersa en sus relaciones va enriqueciendo su vocabulario e iniciándolo en el mundo de la lengua escrita. El movimiento que realiza para sus juegos le permite ir descubriendo sus capacidades motoras, y su necesidad de conocer el mundo donde vive y solucionar problemas que enfrenta, lo lleva a explorar y experimentar, creando sus propias ideas y conclusiones.
Todas estas y más situaciones el niño las lleva consigo para ser enriquecidas en su experiencia escolar donde se le brinda la oportunidad de hacerlo.
La función de la escuela se complementa con aquellas responsabilidades educativas que tienen asignadas otras instituciones; la comunidad y la familia. El trabajo colaborativo entre estas agencias es de suma importancia para el logro de los propósitos educativos, cada uno aportará lo necesario responsablemente.
La escuela por su parte debe fomentar la pasión por el conocimiento y para ello puede aprovechar la curiosidad de los niños (Savater 1998) partiendo de sus intereses comunes, diseñando situaciones en las que haga uso de su deseo por aprender, probar, explorar. En el prescolar el niño encuentra un canal para expresarse… el dibujo, la dramatización la palabra, etc
Sin embargo no solo se toma en cuenta el desarrollo cognitivo, sino también son indispensables las emociones, sentimientos y las reglas de convivencia dentro la sociedad. Uno de los aspectos importantes para la educación preescolar es el desarrollo social y afectivo, se pretende que los niños desarrollen competencias sociales como aceptación, empatía, colaboración y valores para una relación armónica.
Por otra parte la idea de que exista una articulación entre la enseñanza que brinda cada nivel de educación básica, es de que cada uno brinde una aportación que se complemente en el transcurso de cada nivel, no se trata así de que el preescolar tenga que brindar todas las competencias para la vida, sino que como ya se menciono trabaje sobre las bases y transforme las experiencias acrecentándolas positivamente.

Termino por confirmar mi idea de que la importancia que tiene la educación preescolar es que brinda las oportunidades de desarrollo necesarias para el individuo como persona y como miembro de la sociedad.
De ahí la importancia de tomar en cuenta las necesidades de cada alumno, obteniendo dicha información mediante un observación crítica y el diálogo constante con los padres de familia.

La educación preescolar, hoy en día llamada educación inicial, es una etapa primordial para la formación de los infantes. Este nivel educativo es uno de los espacios formativos más importantes para el desenvolvimiento educativo y social y en la cual se construyen las bases de la vida social. También contribuye a la formación de valores, de respeto y éxito de la misma.
BIBLIOGRAFIA:
Savater Fernando (1998). Transformar nuestra escuela, México, SEP p.11
Tonucci, Francesco (2001), investigación en la escuela, Sevilla, Diada, pp. 41
Dirección General de Educación Preescolar. Recuperado el 02 de Septiembre de 2012. http://www.planamanecer.com
Secretaria de educación pública. (2012). Programa de Estudio 2011.México.
Brenda Itzel Martínez Ascención
Martha Alejandra Navarro Camacho.

1